Coches Seminuevos Aj Multicars
Garantía y cumplimiento legal
Menú

La higiene ambiental y la CAI, clave en el post-COVID-19 ┐Cómo se comportará el coronavirus y sus variantes?

Higiene ambiental Post COVID-19
  • ┐Son más peligrosas las nuevas variantes?
  • ┐Puede haber una inmunidad de grupo?
  • ┐Hasta cuándo deberemos protegernos?
  • ┐Cómo hacer los espacios interiores más seguros, saludables y confortables?

La prestigiosa BBC analiza en un artículo, de título "¿Es posible que sigan apareciendo variantes cada vez más peligrosas de covid-19 o existe un límite?", cómo evolucionará la pandemia de COVID-19 y si es posible que sigan apareciendo variantes cada vez más potentes del nuevo coronavirus SARS-Cov-2… Es decir, ¿cómo será la "normalidad" en los próximos meses y años? ¿Cómo serán la vida y los negocios en un contexto post-COVID-19?

Todo parece indicar que en lo referente a la COVID-19 la higiene ambiental de los interiores, al igual que lo es en este momento, seguirá siendo imprescindible durante mucho tiempo. Porque el nuevo coronavirus SARS-Cov-2 ya es endémico. En este sentido, ya permanece en el territorio, mientras que, a la vez, va mutando y generándose nuevas variantes y/o cepas.

Síntomas, secuelas, variantes e inmunidad

Tal y como se explica en susodicho artículo "la variante Alpha, identificada por primera vez en Kent, Reino Unido, realizó un gran salto en su capacidad de transmisión. Ahora la Delta, encontrada por primera vez en India, dio un salto aún más grande. Entonces, ¿estamos condenados a un desfile interminable de variantes nuevas y mejoradas que se vuelven cada vez más difíciles de contener?". La viróloga W. Barclay comenta que "todavía hay espacio para que suba más”. Así, es difícil predecir cuál resultará ser la estrategia óptima para el coronavirus, ya que los diferentes virus utilizan diferentes técnicas para seguir infectando. "Estamos en una fase realmente interesante, intermedia y algo impredecible, es difícil predecir cómo se desarrollará dentro de un año", explica. En este sentido, también será básica la comprobación de la efectividad empírica de las vacunas frente a las actuales y futuras variantes.

Por otro lado, es preciso destacar la variabilidad de síntomas de la COVID-19 y cómo, también, cada variante nueva introduce nuevas actualizaciones sobre su sintomatología asociada. De hecho, la variante Delta de coronavirus puede provocar "graves consecuencias como la sordera, coágulos sanguíneos -que produce grongena- o trastornos intestinales severos”, siendo los síntomas más comunes el dolor de cabeza, la secreción nasal y el dolor de garganta; tal cual se reporta en distintos medios, incluyendo otra noticia de la BBC ("What are the Delta variant symptoms?"). Es verdaderamente relevante que además de la novedad de los síntomas, algunos de ellos, como por ejemplo la secreción o mucosidad, precisamente en el pasado servían para descartar la COVID-19... Recientes estudios afirman que es muy común presentar síntomas persistentes, a medio o largo plazo, después de haber sido infectado por el virus, siendo estos, además, muy diversos. Un último artículo estima que hay "más de 50 efectos a largo plazo de la COVID-19". Del mismo modo, se han destacado, específicamente, daños neurológicos (+ info).

A pesar de lo que se pensó en un inicio, se ha demostrado que la COVID-19 "es una enfermedad multisistémica porque afecta a todos los órganos, básicamente por la inflamación que se desencadena", tal cual resumen en una entrevista en El País la investigadora Sonia Villapol, del Texas Medical Center de Houston y el Center for Neuroregeneration en el Methodist Hospital Research Institute de título “A largo plazo, los daños neurológicos a causa de la covid serán los más preocupantes”. Es decir, por tanto, todavía se desconoce demasiado sobre el virus, su capacidad para mutar y su potencial para generar enfermedad en el ser humano...

Por otro lado, en su artículo en The Conversation "La inmunidad de grupo: ¿es la solución a todos los problemas pandémicos?", el doctor y epidemiólogo A. Gutiérrez comenta que "en vista de los conocimientos actuales, alcanzar la inmunidad de rebaño sólo mediante la vacunación puede ser un objetivo demasiado ambicioso. La aparición de variantes más transmisibles, el levantamiento de medidas no farmacológicas de prevención y la capacidad de cortar la transmisión de las altísimamente efectivas y seguras vacunas actuales serán determinantes. Puede que en lugar de inmunidad de grupo, debamos hablar de controlar funcionalmente la epidemia".

Transmitir tranquilidad, reduciendo los riesgos

Teniendo en cuenta lo comentado, todo indica que debido a la especificidad de este virus y la pandemia, así como su previsión de evolución, no se puede bajar la guardia frente al SARS-Cov-2. Su endemicidad, la multiplicación de variantes, su propagación y letalidad, las nuevas sintomatologías... no lo permiten.

Por consiguiente, parece oportuno destacar que la higiene ambiental y la calidad de aire interior en espacios cerrados con afluencia de personas o edificios públicos resulta vital en un contexto pandémico y postpandémico. Así es preceptivo implementar protocolos y tratamientos permanentes, especialmente, en los espacios más críticos como son las oficinas y centros de trabajo, los bares y restaurantes, gimnasios, clínicas y hospitales, comercios, etc.

En todo caso, incluso aunque la COVID-19 desapareciera sorpresivamente, los ciudadanos ya están muy concienciados sobre la importancia de los ambientes limpios y saludables, de la protección y bienestar que producen... Hay, y habrá, muchos otros virus (gripe, rinovirus...), bacterias y patógenos que acechan… así como otros patógenos, como la contaminación, que comprometen la salud y provocan bajas laborales.

Sin duda, con el aprendizaje y el recuerdo derivado de la pandemia (que no ha terminado, desafortunadamente), la higiene ambiental y la calidad de aire interior (CAI) puede ser y será siempre un aliado y una garantía de seguridad, bienestar y salud para las personas. Un incalculable gran valor añadido para la empresa y la sociedad.

Más información sobre higiene ambiental y calidad de aire interior.

Información adicional

La COVID-19 daña a muchos órganos del cuerpo humano, no sólo al respiratorio. En concreto, los efectos denominados persistentes hasta el momento son: fatiga, dolor de cabeza, trastorno por déficit de atención, caída del cabello, disnea y anosmia, y síntomas cardiovasculares (arritmias, miocarditis) y psiquiátricos (pérdida de memoria, depresión, ansiedad)...Se han destacado efectos neurológicos a largo plazo por la COVID-19.Los científicos consideran que el SARS-CoV-2 es un virus “neurotrópico”, ya que es capaz de penetrar en las células nerviosas y por tanto podría causar daños duraderos en el cerebro humano, según un estudio publicado en The Journal of the Alzheimer's Association. La aparición de síntomas a largo plazo no parece venir justificada por un curso grave de la COVID-19.


SERVICIOS CON GARANTÍAS
  • Soluciones a medida para cada necesidad y cliente.
  • Ingeniería y fabricación propias en España.
  • Control técnico, verificaciones de eficacia y analíticas periódicas.
  • Calidad, seguridad y cumplimiento normativo (BPR, RD 1054/2002...).
  • Empresa registrada en el ROESB: 365-CM-SR.

Más información:

Contacta con ASP

Responsable del tratamiento: PID MEDIOAMBIENTAL S.L.

Fines del tratamiento: las cookies analíticas sirven para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación; las cookies comportamentales sirven para recoger información sobre las preferencias del usuario para gestionar los espacios publicitarios de la forma más eficaz posible; y las cookies publicitarias sirven para medir el rendimiento de los anuncios y proporcionar recomendaciones relativas a productos basadas en datos estadísticos.

Podrá obtener más información, informarse de sus derechos y revocar este consentimiento en la Política de Cookies

Esta web solo instalará las siguientes cookies si usted lo acepta expresamente:

Configurar / Rechazar
Ir Arriba